Saltear al contenido principal

LED: economizadores de corriente con gran futuro y pocos defectos.

Conmutación y regulación de LED: el control correcto es decisivo.

Las bombillas LED se rigen por las normas generales para bombillas, desde la fabricación del portalámparas, hasta el equipo de medición para la intensidad luminosa. No obstante, en ellas no se recoge lo que ocurre en medio. A diferencia de una bombilla clásica formada por un sencillo filamento incandescente en espiral, las lámparas LED contienen muchos elementos electrónicos para el control. Cualquier fabricante puede decidir su composición. En estos momentos, las normas correspondientes solo existen en forma de proyecto. Los fabricantes de conmutadores y de reguladores de luz, por tanto, no tienen ningún punto de referencia acerca de qué elementos electrónicos controlan y cómo se comporta la bombilla.

¿Ninguna norma para cargas LED?

¡Theben se encarga de realizar las pruebas!

Si en un producto no se indica ninguna carga de conmutación especial para lámparas LED y lámparas de descarga, se puede presuponer que este producto no es compatible con ellas. No obstante, los datos de las cargas LED no siempre son útiles. ¿En qué corrientes de conexión se basa el fabricante de aparatos? Estas pueden variar de una lámpara a otra. Y también hay que ir con cuidado al sumarlas. La suma de varios LED con una potencia nominal baja puede dar como resultado corrientes de conexión superiores a la de un LED individual con la potencia total correspondiente.

Para poder ofrecer datos de carga para conmutadores y reguladores de luz, Theben lleva a cabo mediciones continuas en las lámparas retrofit habituales. Durante estas pruebas, los conmutadores efectúan un mínimo de 40.000 ciclos de conmutación. Estos resultados permiten hacer afirmaciones fiables sobre las cargas conmutables.

¿Regulable o no regulable? Es importante tomar la decisión correcta

Normas/disposiciones

para las perturbaciones de red de lámparas

Para lámparas (luces) se aplican las normas DIN EN 55015; VDE 0875-15-1:2014-03 (emisión de interferencias), DIN EN 61547; VDE 0875-15-2:2010-03 (resistencia contra interferencias), DIN EN 61000-3-2; VDE0838-2:2015-03 (armónicos) y DIN EN 61000-3-3; VDE 0838-3:2014-03 (parpadeos). Para bombillas incandescentes y luces para bombillas incandescentes no se aplica según EN 55015 ningún requisito para la emisión de interferencias de alta frecuencia, pero sí para las lámparas y luces LED, ya que el sistema electrónico en estos equipos puede generar perturbaciones de alta frecuencia. Para ello, EN 55015 define los valores límite en el rango de frecuencias de 9 kHz a 300 MHz.

En cuanto a la emisión de interferencias de baja frecuencia, no se aplica ningún valor límite según la EN 61000-3-2 para lámparas LED con una potencia de entrada < 25 W, para lámparas > 25 W se aplican los valores límite de la clase C según EN 61000-3-2. Con estas interferencias de baja frecuencia, se hace referencia a los armónicos de red, es decir, los múltiplos de la frecuencia básica de 50 Hz de la red de suministro generados por el consumo de corriente no lineal de la red, lo que es habitual en las lámparas LED al contrario que en las bombillas incandescentes.

Todas estas normas describen los requisitos EMV. Las normas de producto DIN EN 60598-1; VDE 0711-1:2012-11 para luces de uso general, así como DIN EN 62031; VDE 0715-5:2013-09 para LED, incluyen requisitos especiales, además de las posibles normas para balastos electrónicos que también pudieran estar integradas en estas lámparas (estos requisitos se incluyen en las normas de la serie DIN EN 61347-1; VDE 0712-30:2013-11). Junto a estas normas respecto al sistema electrónico, también deben tenerse en cuenta la DIN EN62471; VDE 0837-471:2009-03 (seguridad fotobiológica), y la DIN EN 62493; VDE 0848-493:2010-09, que describe los valores límite para la CEM (“contaminación electromagnética”).

Volver arriba